La soledad del proceso

No sé en que punto os encontráis, pero me encantaría saber como lo vivís vosotros, os cuento mi proceso con sus fallos y reflexiones.

Cuando inicié la búsqueda del bebé, supongo que como en la mayoría de los casos, todo era ilusión, complicidad, no solo al máximo con la pareja sino con el entorno con el que decides compartir esa ilusión (primer error). Decides aparcar proyectos complicados de tu vida que no te dejen profundizar en esta etapa que inicias y para la que quieres cuidarte y mimarte más que nunca.

Surgen las escapadas más románticas, los castillos en el aire y las búsquedas por internet de todo tipo de temas relacionados con embarazo, crianza, manualidades, alimentación ¿qué os voy a contar?

Decides rodearte de gente que comparte ese mismo proyecto a la vez que tú (segundo error) y lanzarte a este viaje muy bien acompañada con la inocencia de las risas y las claves de una búsqueda.

Cuando en esa búsqueda se meten los médicos y las pruebas todo empieza a ser un poco más gris, pero no pasa nada, lo conseguiremos, solo hay que informarse y dar los pasos necesarios, sin pausas, y queda poco con la ayuda médica (tercer error).

Así lo hicimos y tras años de tratamientos, todo el proceso cambia tanto. Te vas quedando sola porque los que iniciaron esta fase contigo llegaron a sus metas y ya no comparten los mismos intereses, te empiezas a alejar de grupos de amigos que ahora parecen no aportarte nada o lo que es peor parecen hacerte sentir incómoda con desafortunados comentarios. Has aprendido a seleccionar muy bien las amistades, tanto que si están alejadas o no compartes horarios no consiguen arrancarte del sofá en los días claves.

Sin darte cuenta o por decisión propia, decides decir NO a ciertos proyectos, a ciertas reuniones familiares, a ciertos grupos y todo eso sin sumar las recomendaciones médicas y propias, porque que levante la mano quien no ha cambiado mínimamente sus hábitos alimenticios, pones tu vida patas arriba con la esperanza de que la meta esté más cerca.

Cuando estás metida de lleno en los tratamientos, cuando no es un reposo, es una medicación incompatible con tomarte una copa entre amigos, o una inyección en frío con la que no puedes estar planificando escapadas porque nunca sabes exactamente cuando tendrás un control en tu clínica. Dejas de planificar a largo plazo esos viajes que te daban la vida porque tu futuro es incierto, no sabes por cuanto tiempo y hay que ahorrar “por lo que pueda pasar”.

Y la vida en pareja, como muchos sabemos esto te une más o te separa del todo, yo siempre digo que “esto”(esterilidad) nos pasó a nosotros porque no hay nada que pueda alejarnos, lo que hoy en día siento por él no hay blog o comentario capaz de contenerlo, es sin duda él, siempre fue él y me alegro tanto de que haya sido con él. Pero es inevitable que la relación pase de lo pasional a lo emocional, por lo menos en mi caso, tus relaciones se ven programadas, cortadas entre hormonas, pruebas y abstinencias programadas, infundidas de miedos por biopsias, infecciones o complicaciones en el tratamiento, y ahora toca reprogramar todo esto volviendo a la ignorancia de la intimidad vulnerada.

Las redes ayudan mucho, son realmente grupos de apoyo que aportan muchísimo, pero si abro la puerta de mi casa y me asomo, ¿quién hay ahí? ¿con quién quiero escaparme de mi realidad? y aquí entra la soledad, la mía, la de la pareja y no digo que los demás tengan la culpa he pensado mucho que puede que esté levantando prejuicios hacia “los amigos con hijos” pero tanto si yo no estoy acertando como si no lo están haciendo ellos el resultado es el mismo “la soledad del proceso”, el sentirte incomprendida, el sentir que no encajas de la puerta de casa hacia fuera.

Últimamente siento que hay muchos momentos de sofá y pelos a lo loco en los que me encantaría que alguien llamara al timbre, me obligara a salir corriendo y me ayudara a perderme entre cafés y risas….¿alguna candidata en la sala? 😉

arcoiris

Por último y para no terminar esta entrada en pesimismo os diré que soy consciente de que el primer paso para cambiar esto puedo darlo yo misma, en ello estoy 🙂

 

Anuncios

10 comentarios en “La soledad del proceso

  1. Si te tuviera cerca te sacaría de los pelos de loca que dices!
    Yo también he sentido esa soledad del proceso, porque incluso aunque te quieran apoyar no te entienden, no saben lo que vives porque no han pasado por ello.
    También viví un poco de soledad durante el embarazo, pero eso es otra historia.
    Un besazo, y aunque sea en la distancia, no estás sola.

    Me gusta

  2. Hola!
    Que te voy a contar! suscribo cada una de tus palabras…en mi caso fue igual, primer error: contar a los mas allegados que estabamos en ello.
    Despues, metidos en harina de medicos ya era mas dificil decir que todavia no…porque la gente es indiscreta hasta decir basta y te preguntaban e insistian…
    Lo mas duro llego cuando mi suegra ( mujer estupida donde las haya) empezo a ir a clases de hacer punto y su produccion era de 2 chaquetitas de bebe al dia!!! Ahi decidimos contarle que mi marido tenia problemas en el semen y necesitabamos ayuda medica. Fue un error, porque la mujer no solo se lo conto a todo Dios sino que encima lo conto tergiversado ( su hijo no era el problema, el problema era yo que no era receptiva!!! Jajajaja, ahora resulta que mi suegra era ginecologa y yo sin enterarme!!)
    Despues he tenido que oir de su boca perlas como que me gusta estar mal ( el la cama despues de mi bioquimico), que ella tuvo hijos cuando quiso y como quiso…total, que casi ni la miro a la cara, y tengo una cosita bien clara: una cosa es que no recibas comprension de la gente porque no saben tu problema y otra es que lo sepan y miren a otro lado como hace esta mujer. No sabe muchas cosas, despues de eso decidimos apartarla de todo, no le contamos ya nada.
    Si consigo tener hijos no van a tener trato con ella, eso esta claro, habra gente que pensara que soy egoista, que como dejar a un niño sin abuela, pues me da igual si soy egoista, cuando he llorado, he sufrido, he abortado, he discutido con mi marido, hemos estado un finde entero metidos en la cama despues de un negativo mas….ahi nunca estuvo, miro hacia otro sitio, asi que no venga luego de abuela amantisima porque no se lo voy a permitir…
    Lo que dices de la pareja, en mi caso esta muy tocada, llevamos 15 años juntos y siempre hemos estado fenomenal pero esto afecta y mucho. Tenemos los dos mucho agotamiento, sin querer acabas dando vueltas a un solo tema, ellos tambien lo pasan fatal aunque sigo pensando que lo mas gordo lo llevamos nosotras.
    En este mundo tambien hay muchisima hipocresia, una pareja de nuestro pueblo coincio con nosotros en la clinica, ella 43 y el 45. Unos meses mas tarde los vemos en un centro comercial y nos dicen que no saben como pero que es un milagro que esta preñada….yo un mosqueo del 15, me cuentan que un curandero les ha equilibrado el yin y el yan y que es por eso…( despues de 10 años de infertilidad). Fui al gine y se lo conte y claro como tienen secreto sumarial no me dijo nada pero hizo algo aun mas evidente: se tronchaba de la risa, literalmente casi se caia de la silla y el ayudante igual…
    No te creas nada de lo que te cuentan, ese ha sido un tema que a mi me ha hecho sufrir a veces, la gente nunca te va a reconocer que es un tratamiento y una ovo mucho menos y una doble donacion menos aun….aqui todo dios es super fertil pero las estadisticas dicen que el 50% de los tttos que se hace en IVI son ovos…ahi es nada!!

    Bueno, que me enrrollo, no te sientas sola, en el fondo todas lo estamos un poco, pero es normal, aunque lo contaramos tampoco nadie nos comprenderia ( para ejemplo mi suegra que es mujer, madre de dos hijos y que podria tener un poco de tacto, pero aparte de ser una ignorante mala persona, no lo ha pasado, asi que nada…la sensibilidad en el culo)
    Un beso guapa!

    Le gusta a 1 persona

    • Me he quedado muerts con tu suegra pero muerta del todo, te entiendo perfectamente,en mi caso nos vimos obligados a decírselo a nuestros padres porque presionaban mucho con el tema “niños para cuando” ahora lo sufren con nosotros a veces aciertan y otras no pero lo hacen de buena fe y sobre todo sin juzgar cada paso. En cuanto a la hipocresía es increible nadie obliga a nadie a salir del armario de la infertilidad pero tampoco se gana nada engañando, no es justo. Mucho ánimo y aquí me tienes😘

      Me gusta

  3. Nunca olvidaré el primer día del curso de iniciación de los trámites de adopción (en este caso de niños, no de óvulos). Según ibas contando tu historia veías cabezas que asentían, lágrimas que se escapaban. Todos habíamos pasado por situaciones parecidas, todos habíamos sufrido y todos nos habíamos sentido solos porque nadie nos comprendía, hasta ese momento. Somos muchos y te entendemos a la perfección. Un abrazo.

    Me gusta

    • Gracias, nosotros tenemos pendiende esa reunión en un par de meses y en cierto modo me gustaría encontrar un grupo de apoyo de carne y hueso con el que poder entenderte, de momento que suerte vivir esto en este tiempo donde la red nos acerca a unos de otros😘gracias por estar aquí.

      Me gusta

  4. Me siento muy identificada con lo que cuentas, los planes postergados… No es que en este momento de mi vida no me viene bien, no es el momento… La soledad, el pesimismo, la montaña rusa que digo yo, me gusta pensar en la frase de Marian Cisterna, No tires la toalla hazte un bonito turbante, somos ya expertas en caernos, levantarnos y pasar por todos los estados emocionales. Me apunto a ese café!! Un besote

    Me gusta

  5. acabo de descubrir tu blog y estoy leyendo alguna de tus entradas. Con esta en concreto me he sentido tan identificada que hasta se me han puesto los pelos de punta. Yo en muchas ocasiones me siento sola. En mi caso, solo ciertas personas de mi entorno saben que me estoy sometiendo a tratamientos. De mis amigas tan solo una lo sabe , y las demás a parte de no saberlo, todas están inmersas en sus vidas como madres, lo que hoy por hoy es el mayor de mis deseos.Evidentemente, ellas si no lo saben no tienen culpa de nada, en el sentido de cuando estemos juntas no haya otro tema de conversación que no sean sus niños, lo que provoca que las ganas de salir sean cada vez menos, cada vez me cuesta más disfrutar viendo como los demás han tenido tanta suerte para formar una familia y eso, creo, que si no lo vives no lo puedes entender, quien no lo vive pensará que soy un ser egoísta, y no es así. Creo que es imposible que por mucho y bien que te quieran, si no pasan por lo mismo logren entenderte por completo, lo pueden hacer mejor o peor pero no al 100% y que decir tiene entonces de la gente “conocida” que lo único que le gusta es chismorrear de la vida de los demás.
    Descubrir personas que como nosotros se sienten igual y saben de lo que hablamos siempre alivia y acompaña, así que cuando te sientas sola que sepas que aquí tienes a una compañera de batallas con la que por lo menos te puedes desahogar cuando quieras.

    Me gusta

    • Gracias por tus palabras, subscribe cada una de tus frases y es que al igual que todo en la vida solo quien lo pasa lo entiende al 100%no resto importancia al resto de cosas o enfermedades ni pongo ésta por encima de ninguna solo que es un instinto tan primario que vivirlo te desgarra el alma por mucho que sigamos con nuestras vidas hay un antes y un después en las personas que lo pasan. Ánimo y aquí me tienes a mi también.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s