Y ella llegó…

Si, ella llegó para darme la oportunidad de volver a la batalla. Hace dos meses dimos este gran paso y hace solo uno que entramos en lista de espera para donante de óvulos, me parece increíble estar escribiendo hoy esta entrada y poder decir que tenemos esta oportunidad.

Hace 4 días que sonó el teléfono y mientras yo pensaba que se trataba de los tramites del test ERA escuche “creo que tenemos una donante compatible contigo, solo necesitamos comprobar el grupo sanguíneo” no sé si en todas las clínicas lo hacen del mismo modo pero intentan que el grupo sanguíneo coincida para que en un futuro no haya cálculos incómodos sobre el grupo sanguíneo resultante de unos padres que han echado mano de la donación. Cuando descubrí que ese era el motivo de buscar una donante compatible en grupo sanguíneo les expliqué que para nosotros no era importante, no sé si todo esto saldrá bien, si lograremos ser padres de este modo pero si lo logramos estamos convencidos de que desvelaremos el origen desde el primer momento (en otra entrada os detallaré esta decisión y su alcance) así que tras estudiar nuestro caso el equipo médico ha dado el visto bueno a nuestra donante y tan solo tenemos que firmar un consentimiento de que hemos sido informados que el grupo sanguíneo de mi donante no coincide con el mío.

Sí, todo esto significa que tenemos donante, hadita, alma gemela o como queramos llamarla y me parece tan mágico. Desde hace unos días no puedo dejar de pensar en ella y cuanto más la pienso más me enamora su decisión de ayudarme en este camino. Al inicio del blog os dije que este proceso necesitaría de la combinación de las tres fuerzas que representa un Iris, el valor, la sabiduría y la fe….ya tenemos su valor, el valor de donar una célula que puede hacernos tan felices y plenos. Nunca veré su rostro, su gesto o su forma de andar pero he pensado tanto en su forma de ser, en esa forma que le ha llevado a tomar esta decisión y dar el paso en firme que no puedo dejar de admirar esa determinación.

La clínica nos ha dado varios datos como la edad, 22 maravillosas primaveras, algunos datos más sobre el fenotipo pero yo ya la he fabricado en mi cabeza y no puedo estar más encantada con ella, ese destino al que llevo tanto tiempo odiando me ha dado un revés…. la ha puesto en mi camino para demostrarme que había una persona de 22 añitos destinada a cruzarse conmigo y librar junto a nosotros esta batalla. Ahora siento tan real ese hilo rojo del que tanto he oído hablar, ella y yo puede que nunca nos crucemos por la calle ni coincidamos en la misma cafetería, pero tenemos un hilo rojo que nos une en este momento y que si todo saliera bien me permitiría imaginar sus ojos en la mirada de un bebé, ya sabéis, tendría sus ojos y mi mirada.

11327144_902017466526824_1670424135_n

Gracias a “la chica de nuestro hilo rojo”

 

Anuncios

4 comentarios en “Y ella llegó…

  1. Felicidades!!! Me alegro mucho de la felicidad que intuyo. Aunque a veces es complicado verlo, este camino nuestro tiene etapas maravillosas. No sé si será tu caso pero a mi me ha cambiado mi concepción de ver muchos aspectos que me rodean. Disfruta esta etapa a tope!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s