y llegó el momento “BETA”

Han pasado ya muchos días y ha sido una mezcla de falta de tiempo, de colapso y de elegir las palabras correctas para escribir esta entrada.

Éste es el segundo blog que escribo, el primero cerró una etapa para dejarle a éste empezar un nuevo camino y hace unas semanas cuando escribí la última entrada ya auguraba que el camino elegido había sido un nuevo error en nuestro largo historial de tratamientos.

La betaespera ha sido una mezcla de todo, de ganas de creer, de hacer números y ver que el % nunca estuvo a favor y de precipitarme hacia un resultado que por lo menos me dejara descansar de la medicación, esta vez heparina y progesterona. Por lo que decidí realizar la beta dos días antes a los acordados con la clínica. ¿por qué? pues porque ya había realizado anteriormente dos ciclos de ensayo para el test ERA y esta vez sabía exactamente el día que debería bajar la regla (casi podía calcular la hora) sabía que el tomar progesterona no sería freno para ella porque no lo fue en mis anteriores betas y porque justo la tarde de antes a ese momento comenzaron los dolores inequívocos de el inevitable desenlace. Resulta que el momento en el que esperaba esa regla era 6 días antes de la beta, me pareció un mundo, ¿6 días más para qué? si ya habíamos pensado en un plan b si no debíamos perder ni un momento más.

Y entonces llegó, llegó la beta que me haría tragar todas esas conjeturas y todos esos porcentajes y llegó con el que ha podido ser el tratamiento más desastroso de los hechos hasta el momento. Un 122 en un papel volvió a darle un giro a nuestra  noria de emociones, para seguir dos días más tarde con un 221 y la comprobación de que los test de embarazo de dos rallitas no son una leyenda urbana.

He deseado tanto escribir una entrada así cientos de veces, hablar de síntomas de una betaespera y la intuición de un positivo pero hoy me doy cuenta de que el destino es aún más caprichoso de lo que pensamos, no hay síntomas, no hay intuición, no ha habido un betaespera “relajada”, ni un positivismo extremo, ni un cuidado máximo, ha habido un tratamiento que esta vez, a saber por qué ha querido funcionar de momento.

Ahora ya ha pasado una semana de ecoespera, que si soy sincera por muchas ganas que tenga de comprobar que se cuece ahí dentro, preferiría que fuera eterna, que me congelara en este momento de “puede salir bien” de “hoy es positivo” porque es lo más cerca que he estado jamás de un embarazo.

Estoy feliz, lo estamos y lo estamos exprimiendo porque las que nos afiliamos desde hace tiempo al nivel “infertilPro” y hemos visto y compartido tanto siempre andamos de puntillas, valorando lo que tenemos hoy y no teníamos ayer y siendo prudentes ante las próximas tormentas.

Me he imaginado varias veces con el NO eterno, me ha dolido el “ya llegará” el “en el siguiente seguro” el famoso “si se puede” porque las que hemos llegado a un nivel Pro sabemos que a la ciencia le queda mucho por avanzar y no tiene respuesta hoy en día para todo y ese todo es enorme y las posibilidades a veces limitadas que no tanto las fuerzas. Yo no sé si esto al final será un SI rotundo que me aleje de esa idea de “no estaba para mí” pero hoy quería compartirlo con vosotras porque hoy si sabemos seguro que es un SI mañana y pasado ya lo iremos viendo.

Una amiga con la que he compartido varias etapas, en una conversación en la que le anunciaba mi interés por asistir a una “charla de experto” me decía “¿pero es una charla sobre embarazo o lactancia?” yo le decía que no, que era una charla sobre infertilidad a lo que respondía “y ¿por qué? si estás embarazada”…..

¿por qué? porque soy y seguiré siendo infértil, porque comparto y crece mi interés en el avance de lo que hoy aún se duda en este campo, porque me recargo la vida entre abrazos y reencuentros, porque es mi mundo mucho más allá de un positivo.

Así que sí, hoy estoy aquí con un positivo y quiero compartirlo….pero también quiero esos achuchones y esos abrazos, de las que están en sus buenos o malos momentos, en sus luchas y en sus treguas,  pero que siempre están y  saben que no daré consejos porque este destino es caprichoso y que pase lo que pase me quedo con el título de infertilPro y con ellas.

 

Anuncios

7 comentarios en “y llegó el momento “BETA”

  1. Pero qué bonica eres y qué ganas tengo de darte un abrazo de esos que recargan!! De dormir aprisa y de reirnos juntas de mil tonterías!
    Fdo. Otra InfertilPro 😛

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s