Ha llegado el momento de escribir…

Hace semanas, muchas semanas que no escribo, bueno que no escribo aquí porque a mi eso de escribir es algo parecido a beber agua a diario. De algún modo desde la última entrada estaba de puntillas en mi propia vida y siendo sincera no sentía la necesidad de escribir, creo que he pasado estas semanas en algún tipo de nivel de semiinconsciencia ayudado por estrés en el trabajo y mil cosas más.

Este blog como muchos otros que andan por ahí es de ovodonación y en él quise desahogar mi paso a esta etapa, mis pensamientos, mis dudas y mis pruebas. Hoy puedo decir que la ovodonación me ha llevado hasta la ansiada semana 12, me ha permitido soñar con dos embriones implantados en los que poco o nada confié (perdón para ellos que tuvieron más fuerza que yo), en la semana 8 nos despedimos de uno de ellos y nos agarramos con fuerza al latido y las formas del que podía ser nuestro gran logro. Ahora en la semana 12 sigue ahí, fuerte, creciendo y yo no puedo quitarme esa sensación que me da cuando veo su imagen en el ecógrafo, esa sensación congelada de ¿estás ahí? ¿es tu momento? ¿el nuestro?

Tenía que escribir esta entrada para decir que todo sigue, pero a la vez tenía que cerrar esta etapa, jamás pensé que en la carrera por la ovodonación me pasaran de la carretera sin asfaltar a la autopista en la que me he subido y no quiero hablar aquí de embarazo porque la ovodonación no es sinónimo de embarazo como tampoco lo son ningún tipo de tratamientos, la ovodonación ha sido la que me ha llevado hasta este punto a mi pero cada historia y cada paso es un mundo con distintos destinos.

No siento la necesidad de hablar de embarazo, hace años pensé que no tendría tiempo en 9 meses de embarazo para aprender todo lo que hay que aprender sobre bebés y sin embargo pasados los años y metida ahora en un embarazo no siento esa necesidad, siento la paz que me da dejarme llevar en el tiempo, sin planes, sin aprendizajes, solo dejándome llevar, sin pensar en cambios, sin contar semanas, sin planificar como quiero que sea nada, hace mucho que perdí esa ansiedad por la decisión y entendí que poco se puede elegir.

Así que no sé si esto es una despedida o un cierre en el blog, no sé si volverá la necesidad de hablar del origen o de los duelos, ahora mismo no siento esa necesidad.

Hoy me siento en paz con todas la decisiones que me han traído hasta aquí, sobre todo siento que he cambiado ¿madurar? no, no creo que sea eso, creo que si has pasado por la infertilidad y no ha logrado cambiarte es que no has aprendido nada en el camino que te ha tocado andar. Ninguno elegimos a la infertilidad, nos elige ella, nos trastoca, nos destroza, nos desmonta y nos vuelve a montar, pone patas arriba tus relaciones sociales y familiares, cambia tu perspectiva, tus preferencias, tus proyectos, tus miras y sin agradecerle por supuesto nada de esto ni el paso por mi vida, tengo que reconocerle que me ha hecho más fuerte, me ha hecho conocer lo mejor y lo peor de mi y de mi mundo.

la-vida-es-un-arco-iris-que-incluye-el-negro_987946842797

Y a quien me lea hoy decirles que me siento agradecida por las personas que la infertilidad ha puesto cerca de mi y también por qué no de las que ha alejado, nunca se me dio bien hacer la criba a mi…nada más, hoy escribe una infertil con 12 semanas de embarazo que te anima a seguir y a decidir tu propio camino, y sobre todo que te desea suerte….

Anuncios

Un comentario en “Ha llegado el momento de escribir…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s