1º mes en lista para donante

Ahora que lo escribo suena hasta fuerte, ¿ verdad? que duro debe de ser cuando alguien enfermo está a la espera de recibir un donante de órganos que le permita seguir viviendo y que importante poder encontrar esa compatibilidad a tiempo.

Yo, esperando donante sigo con mi vida porque no necesito una donante que me permita seguir viviendo, no, lo nuestro es de otro calibre, necesito una donante que me ayude a crear vida y ¿puede haber algo más bonito que ayudar en semejante tarea? ¿cuántas veces habré intentado ponerme del lado de la donante y analizar lo que le lleva a dar ese paso? Yo que tiemblo hasta para una simple donación de sangre, no puedo dejar de pensar que permitir que tus óvulos (esos que en cada ciclo tiramos a la basura mientras no tenemos un plan de maternidad) sirvan para formar una familia que vio esta tarea truncada, es dar la oportunidad a un ser de vivir, de ser querido y deseado, es dar una célula para que el milagro de la vida tenga lugar, al final es una donación mágica como dicen en los anuncios de mujer a mujer.

En esas estamos, a la espera de esa conjunción mágica de tres y esperando que sea el camino que nos lleve a la meta. Y explorando otros, porque lo nuestro es no parar pase lo que pase, somos un equipo de dos dispuestos a crear cantera y llenar cada rincón de nuestras vidas.

Mientras sigo pendiente del Test ERA, he aumentado la dosis de seidivid a dos sobres nocturnos y a esperar el ciclo idóneo para poder analizar ese endometrio despistado. Cierto es que me preocupa que no consigamos analizarlo o que el resultado no sea bueno, pero será el momento del ciclo en el que os escribo o la templanza de estos días los que me hacen verlo con calma de momento.

Creo que nuestras vidas comienzan a dar un giro de 180º mínimo en las oportunidades que se plantean, en los esfuerzos que vamos recogiendo y eso nos va a llevar a comenzar de un modo distinto en esta nueva etapa. Las infértiles que me lean que no piensen que ha dejado de doler la infertilidad, no, no he podido comprobar aún si hay un momento en el que deja de doler, ahora ha pasado a ser un nudo incómodo en la garganta, algo de lo que duele hablar en el entorno, pero por otra parte la tranquilidad que da tener un plan para una infértil es la mejor de las terapias y nosotros lo tenemos a medio plazo.

Mi donante puede estar en este momento madurando sus óvulos al sol, ojeando anuncios de clínicas que buscan donantes, disfrutando de un merecido descanso o estudiando las posibilidades que le brinda una donación, quizás hoy no sepa ni que me donará sus óvulos a mí, en cualquier caso no tengo que buscarla, cuando sea la mía, aparecerá entre todas las demás ya sabéis según la leyenda del hilo rojo debemos de estar conectadas.

Y mientras tanto…..¿os suena ésta canción? me gusta este trocito porque pocas cosas hay justas y a estas alturas de la partida estamos ya muy escarmentadas de frases y mensajes que de poco nos han servido.

“soñar es lo más libre y justo…..y siempre habrá razones”

suec3b1o-700x352

Anuncios

Más sobre la #1ºQuedadaInfertil

Hace justo una semana me recorría un buen puñado de km para asistir a la primera quedada infértil nacional convocada por twitter. No sabía que me iba a encontrar allí, ni a quién, ni si merecería la pena, los días previos pensé de todo ¿dónde voy?¿estaré loca?¿para qué?

Pues hoy os hago un resumen.

Empecé encontrando una gran acogida desde que conseguí aparcar en Valencia (menudo reto) tanto fue así, que tras un día de trabajo y un viaje de aúpa la charla nada más conocer a un grupo fantástico se alargó más de lo que el cuerpo aguanta.

Allí en Valencia ya no había miedo ni alertas al tratar el tema, al  tratar las dudas o hablar de las heridas todas estábamos en el mismo barco por mucho que ocupáramos distintas zonas o experiencias en él.

Gran ídea dejar volar nuestros mensajes grabados a esos globos, soltarlos juntas, verlos perderse entre las nubes y romper el hielo con todos los presentes, cuando se deja un globo volar parece que el peso de nuestra pena se aligera un poco en ese vuelo.

Después vendrían horchatas y cafés, charlas y planes para lo que quedaba por llegar, conocer a aquellas con las que has hablado tantas veces y han sabido apoyarte en cada golpe y de ahí a la caza del entrevistado. Toda una experiencia lanzarse a la calle para ver lo que la gente opina y sabe sobre la infertilidad, ver sus caras de interés y en otros casos de desinterés y sentirte fuerte y reafirmada en tu condición de infértil, para mí fue como gritarlo al mundo como decir “míranos, no somos una despedida de soltera por ir del mismo color, no, somos infértiles y no nos escondemos, míranos bien”.

Tanto la suelta de globos como las entrevistas tuvieron algo de terapia sanadora, de reafirmarte en tu condición y no sentirte de menos en un mundo en el que pensamos que no se nos escucha lo suficiente.

De la cena y los buenos ratos no os voy a contar más, de sobra se sabía que dada la complicidad alcanzada en pocas horas todo lo demás iría rodado y así fue, creo que llegué a olvidar que cenaba con parte de la #infertilpandy y pensé que nos conocíamos de toda la vida. Dos noches en Valencia, que dieron para hablar tanto que no dejaron hueco al sueño pero quedaba lo mejor “el Café de los Sueños” que gran momento.

Muchas les tenemos cierta manía a pisar una clínica pero así da gusto, un desayuno, una ICSI en directo, una embrióloga destapando todos los secretos de su mágico oficio, los pelos de punta, la emoción sobrevolándonos a todos los presente y tres horas exprimiendo los conocimiento de una gran profesional y persona como la Dra. Elena de la Fuente y su coordinadora Vanessa García de Ginemed. Satisfecha sería poco, impresionada tal vez se acerca más a mi sensación y recuerdo del momento. Hablar abiertamente y obtener explicaciones detalladas, conclusiones, comparaciones ¿se puede pedir más?

Por supuesto, respecto a mi caso en concreto puedo decir que encontré todas las respuestas que necesitaba y algunas más, me sentí reconfortada de que estoy haciendo lo posible y sorprendida de que aunque la ciencia puede que no encuentre un final feliz para mí, se está acercando a poder lograrlo en un futuro para parejas tan raritas como nosotros.

No quiero extenderme más pero resumo mis conclusiones en nuestro caso:

1.Puede que sencillamente haya una incompatibilidad entre nosotros (se da en 1 de cada 300 personas) se puede hacer un test genético que la detecte, por lo que los embriones no evolucionan o desarrollan una enfermedad, en mi caso no lo necesito porque si es así habría que cambiar un gameto y en esto el óvulo tiene un papel fundamenta, la solución ovodonación como estamos haciendo.

2.Puede que los óvulos estén dañado o no sean de calidad, pese a que hay respuesta a la estimulación y se logra puncionar una buena cifra.

3.Mi endometrio está dando problemas, pero no juega un papel fundamental en esto, con un óvulo joven podríamos solucionar mis problemas de endometrio (no crece con medicación y tampoco responde bien a ciclo natural) la respuesta es seguir probando y probando, en caso de tener buenos embriones y no solucionar el tema de la implantación ya tendríamos que hablar de gestación subrogada, la cual no podríamos permitirnos, así que esa puerta queda cerrada.

4. En el caso de mi endometritis crónica me quedó claro que puede aparecer o desaparecer de manera natural y con poco control, aunque ya la hemos analizado y limpiado, pero podría volver a reproducirse y eso impediría una implantación.

Resultado de todo esto, que veo un NOOOO muy grande en mi diagnóstico, pero también varías puertas que intentar abrir y eso haremos con los pies en la tierra, sabiendo que tampoco contamos con un buen esperma y que de la ecuación (ovocito, espermatozoide y endometrio) anda bastante mal. Pero a la vez, esta quedada, los distintos casos y experiencias y los próximos pasos de la ciencia me han dejado una paz interior y un chute de energía importante, fundamental diría yo.

viaje-carretera

Me perdí esa paella final porque los km eran muchos y las despedidas tristes y se alargan demasiado, pero me traje el coche lleno de energía y positivismo (que se lo digan a todos los que se cruzaron conmigo en la carretera y me vieron darlo todo en cada canción).

Me quedé con ganas de más y propongo que el próximo año la quedada sea semanal jajaja ya veremos como lo cuadramos con el trabajo, creo que vivir tan abiertamente la infertilidad en grupo solo puede traer cosas buenas, yo me traje el coche cargado de momentos, de risas y de amigas.

Síndrome post1ºquedadainfertil

Gracias, gracias, gracias y gracias (ufffff resaca de subidón aún).

En todos los km que nos fueron separando ayer me dió tiempo a pensar en más de una entrada, volví tan emocionada que lo peor del viaje fue no poder conducir y escribiros a la vez, confieso que siento un síndrome post quedada de un nivel preocupante ¿qué me tomo?

Que raro es poner cara a cada una de esas personas que llevas tiempo conociendo con pinta de indio, de probeta o de pez, descubrir detrás de cada frase y cada imagen quién hay ahí.

Es una locura recorrer una parte importante del mapa sin saber que te encontrarás allí, sin saber tampoco qué es lo que estás buscando, qué esperas y sumando a todo esto el cóctel de tratamientos, hormonas o recientes cancelaciones que llevas en la maleta.

Quiero ir desgranado mi experiencia en esta 1º Quedada Infertil en varias entradas, porque hubo momentos para todo, para aprender y eso que una siempre piensa que ya está de vuelta en esto de aprender, momentos para reír, para probar una horchata y para lanzarnos a la aventura.

Pero mi primera mención es para vosotras, las que estuvisteis junto con ellos, los que estuvieron con nosotras, con lo difícil que es encontrarte 100% acompañada y acogida, pero más difícil aún congeniar tanto sin necesidad de poner patas arriba nuestra caja de pandora (ya sabéis, nuestra caja infértil) así que gracias porque cuando las cosas se hacen con ganas y cariño una se vuelve con un síndrome post quedada tremendo, con la lagrimilla contenida mientras se mira a la carretera y con la ilusión desbordada de tanta dosis en tan poco tiempo.

Voy a echar de menos esa bebida de arroz compartida entre galletas de avena, esos gif de madrugada, esa sangría que te deja turbia, el agua de valencia, el turquesa y el dormir “aprisa” , en definitiva que ¿cuándo es la siguiente? no puedo esperar un añoooooooooo

Gracias a las organizadoras y colaboradoras @EDproyecto, @IndiaSerMama y @MartinaMision menuda combinación de equipo, enhorabuena.

Conclusión y adelanto a lo que comentaré en las próximas entradas, me volví no solo emocionada, creo que me he reconciliado conmigo misma, me volví con una sensación de paz tremenda tras el café de los sueños de @redinfertiles y @ginemed, encontré las respuestas que no sabía del todo si buscaba. Aprendí tanto que me pareció increíble descubrir lo que la ciencia está avanzando ya y no es que me volviera pensando “lo conseguiré” “se puede” o “es posible” no, me volví siendo consciente de mi camino pero emocionada por los caminos que en un futuro tendrán respuesta a lo que nosotros no tenemos ahora. Siento una calma que había perdido en estos últimos meses y una ilusión que lejos de lo individual ha pasado a lo colectivo.

Gracias, gracias y gracias….

20160604_155920

Trás tanta nube puede haber un arcoiris mágico

Cancelar y cancelar en reproducción asistida

No sé si habéis experimentado lo que es cancelar algo en reproducción asistida, si es así bienvenidas al club.

Deberíamos entre todas inventar o pensar en un buen premio de consolación para cuando esas palabras nos taladran “cancelamos”

Mi historial de cancelaciones es largo y hoy mismo acabo de atesorar otra más.

  • cancelamos mi histeriosalpingografía porque tras 40 días esperando regla los pillé en pleno agosto, “cerrados por vacaciones y vuelva cuando su siguiente ciclo quiera cuadrarse con nosotros”
  • cancelamos el primer intento de IA porque a mi cuerpo no le gustaron esos cinco primeros días de contacto con la medicación.
  • volvimos a cancelar el siguiente intento de IA porque mi cuerpo seguía sin llevarse bien con la medicación, ni cambiando de marca ni de nada.
  • cancelamos una histeroscopia diagnóstica con legrado y biopsia de endometrio porque teniendo fecha el quirófano no dejó hueco, así que volvimos a decir adiós a un ciclo y a esperar otro.
  • cancelamos un ciclo sustituido para prepara tranfer de congelados porque mi cuerpo no se enteró de las 10 pastillas de meriestra que le metí y encima me provocó una regla a día 10 de ciclo y tomando meriestra.
  • cancelamos el siguiente intento de hacer un ciclo sustituido porque mi endometrio no crecía con meriestra.
  • cancelamos la transferencia de un embrión congelado porque tras conseguir que mi endometrio creciera en ciclo natural casi por milagro, el embri no resistió la descongelación.
  • y hoy…cancelamos ciclo para test ERA (como ya os avisé en otro post) porque ahora mi cuerpo en ciclo natural no responde, no ovula y el endometrio que rozaba los 8 hoy ha mermado a 6, con un folículo que parece reírse de nosotros y no tener la intención de crecer como debe.

cancelado1

En resumen,contabilizo un total de 8 cancelaciones (seguro que me olvido de alguna), por lo tanto me tocan mis 8 premios de consolación, y los quiero ya leches que la paciencia la tengo agotaita del todo. ¿me entendéis, verdad?

Y ahora entre tanta desesperación, que me producen las cancelaciones, mi llamamiento y próximo plan (porque en esto o hay un plan o las cancelaciones te comen viva) he pensado en el siguiente ciclo consultar con mi clínica si podemos volver a intentar ciclo sustituido con algo distinto a la meriestra, no sé, hay parches y no sé si otras opciones. Mis ovarios están agotados, no funcionan bien y en ciclo sustituido te centras solo en el endometrio me gustaría poder encontrar una alternativa a la meristra que engordara mi endometrio haciendo que todo esto fuera más sencillo y de ese modo incluso poder ir a tranfer de frescos y no congelados (ya que voy a ovodonación) en fín, que hoy tocaba día chungo de cancelación hasta que no se me ocurra premio de consolación con el que darle un vuelco a todo esto.

Famosas y leyendas

Estos días pensando en la 1º quedada infértil que se va a realizar en Valencia (tienes toda la información aquí) y de como dar voz a la infertilidad para romper algunos mitos y tabús me he dado cuenta que esto da para una entrada y mucho más.

Sin duda, si no has vivido esto de cerca o no has tenido a alguien muy allegado que te haya elegido para compartir contigo toda la información, seguirás ignorante a la realidad del problema como yo misma lo soy en otras enfermedades. El problema se agrava porque esta enfermedad “la infertilidad” parece que da derecho a engaños, prejuicios o mitos mucho más que otras enfermedades en las que no se nos ocurriría opinar sin antes escuchar de mano de un especialista o del mismo protagonista que la sufre.

Pero es que si esta ignorancia existe no hay nada peor que alimentarla con medios de comunicación sensacionalistas que poco o nada ayudan, como tampoco lo hacen esos personajes “famosos” con sus “medias verdades”….

¿Analizamos?

  1. Que la archiconocida Ana Rosa Quintana diga en su programa al entrevistar a Raquel Sánchez-Silva en la presentación de su libro “mientras una mujer tenga óvulos puede quedarse embarazada de forma natural tenga la edad que tenga” es engañarnos a nosotras mismas y más si ella elige libremente no compartir su experiencia, vale, no la compartas pero no engañes. Los óvulos envejecen y aunque tu vecina te cuente que la tía de una conocida del otro barrio se quedó embarazada a los 50 de forma natural, vamos a ser serios, los óvulos envejecen por eso el embarazo a partir de los 40 se complica mucho, porque se debilitan y crean unas vellosidades que dificultan ser fecundados, no hay más.
  2. “Que las clínicas de fertilidad te venden ahora que si congelas tus óvulos podrás ser madre cuando quieras” con Paula Vázquez a la cabeza o la conocida de turno, cuidado, podrás intentar ser madre, si tienes tus óvulos jóvenes congelados puedes posponer tu maternidad pero eso no te asegura ser madre, un embarazo es mucho más que tener tus óvulos guardados, en mi opinión, es un gran adelanto con muchas posibilidades pero no es un seguro al 100%.
  3. Que Samanta Villar haya decidido no hablar de los 4 años que pasó intentando quedarse embarazada, me vale, es su programa y ella lo orienta como quiera, pero que en una entrevista se le pregunte por el proceso y diga “nosotros decidimos tomárnoslo con calma, la gente lo vive con mucho dolor, pero yo fui pragmática, si conseguimos tener hijos será genial si no, también” no me lo creo, flaco favor hace si con esas palabras quiere camuflar 4 años de tratamientos, fallos y decepciones, porque si esto no te produce dolor eres de hielo, que levante la mano la que no ha llorado la pérdida de un embrión o el resultado de una beta, que alguien que ha vivido esto en primera persona nos hable de “calma” solo consigue enfadarme porque en esa calma solo le faltó el colofón de “como estábamos relajados lo conseguimos” y ya me da la risa, sentir dolor y angustia no creo que deba ser un sentimiento a esconder, quieres desmitificar lo que se piensa sobre la idealización del embarazo pero prefieres ocultar la montaña de sentimientos de 4 años de un proyecto de familia, ojalá y hubieras compartido lo anterior para dar visibilidad a tanto sufrimiento prenauseas.
  4. Que famosas pasados los 45 hayan logrado sus embarazos no son ejemplos de nada, primero porque la reproducción asistida tiene un coste altísimo que no todas las familias pueden alcanzar y luego porque no se nos cuenta cuantas de esas famosas de 45 no lo lograron por mucho que pagaron y lucharon, al final nos quedamos con la anécdota de “si ella puede por qué no yo”

detras-de-la-fama

Podríamos seguir, pero lo dejo aquí ¿me he dejado alguno?

Por otra parte también quiero decir que hay famosas que sí le han puesto voz a la infertilidad de un modo u otro y es de agradecer, por ejemplo:

  1. Raquel Sánchez-Silva con su libro “Tengo los óvulos contados” y todas sus presentaciones ha dado una visión muy realista y documentada sobre el mundo de la reproducción asistida sin necesidad de haber contado su experiencia personal o sus tratamientos pero tratando sin mitos ni leyendas casos muy reales. Gracias por un buen trabajo.
  2. Tamara Gorro tuvo la valentía de sentarse frente una cámara bastante sensacionalista y desnudar su historia sin tapujos, con palabras muy sinceras y acertadas, sin miedo a decir en público “me sentí mal, me hundí y volví a la lucha”. Gracias por haberte mostrado tan real.

Y no quiero con esto decir que un famoso tenga la obligación de contar nada, ni mucho menos compartir su intimidad, lo que no podemos permitir es que a través de los medios de comunicación se intente maquillar lo que uno mismo ha vivido porque al final el mensaje que llega es muy distinto al real.

¿Qué opináis? ¿Qué añadir? ¿Cuantos famosos se habrán quedado por el camino sin poder lograrlo o pasando caminos tortuosos? eso lo desconocemos, al final cuando se consigue un embarazo es más fácil hablar, dar la cara, pero por eso mismo no olvidemos lo pasado, ni el dolor ni la lucha porque una cosa es seguir adelante y superarlo y otra muy distinta olvidar o maquillar nuestra propia historia.

 

Yo me apunto…¿y tú?

En el calendario tenemos días para todo …¿cómo no íbamos a tener día para la infertilidad? para plantarle cara, gritarla o compartirla.

Gracias a la iniciativa de tres valientes, @edproyecto, @MartinaMision y  @IndiaSerMama va a tener lugar una gran quedada en Valencia y no puedo dejar de avisaros, a los que estáis empezando, a los que como yo hemos cerrado puertas para abrir otras o a todo aquel que sienta que la infertilidad también va con él, a todos os invito a apuntaros a esta gran iniciativa.

IMG-20160516-WA0008

En este mundo a veces por miedos y a veces por no sentirnos comprendidos acabamos recluidos en nuestra propia historia ajenos a que hubo otras historias antes y habrá otras después, más sencillas o más complicadas pero todas ellas cargadas de experiencias que compartir.

Nos vemos en Valencia.

Pruebas: Test ERA

Aún os he contado poco de mí o de mis mil batallas, creo que es justo resumir brevemente las pruebas que me he realizado en mi paso por la infertilidad, la importancia que han tenido para mí y como me han llevado hasta ésta última prueba.

infertilidad-ayuda-psicologica

Nuestra infertilidad partía de un factor masculino que acabó siendo mixto y en nuestro historial hemos acumulado gran experiencia en pruebas, así que aquí va un resumen y algún consejillo de paso, para las que estéis en alguno de estos pasos:

  • Analíticas completas: incluyendo la hormona antimulleriana que puede dar información interesante sobre la reserva ovárica, aunque no hay que fiarse del todo, solo anuncia cantidad no calidad, con esto quiero decir que ni tener mucho significa buenos ni tener pocos significa malos, aunque suele ser lo habitual.
  • Cariotipos: este análisis en mi opinión debería realizarse desde al inicio, suele salir bien pero en caso de sorpresas evitaría muchos sufrimientos innecesario.
  • Seminograma con capacitación REM: fundamental para ver si se recomienda IA o FIV, pero creerme si da justito que no os mareen con la IA sobre todo dependiendo mucho de la edad.
  • Fragmentación espermática: es una prueba que se puede realizar en el mismo seminograma y que en el caso de salir alterado existen medidas a tomar en cuenta como las “columnas de anexina”
  • FISH: se trata de analizar otra muestra espermática en la que se estudian 5 cromosomas para detectar posibles alteraciones, se suele pedir si tras una FIV no se consiguen embriones o estos no son de la mejor calidad, pero cuidado hoy en día no se pueden estudiar todos, aún le queda a la ciencia camino por andar en esta cuestión. Si sale alguna alteración habrá que realizar DGP a los embriones para evitar que contengan dicha alteración.
  • Histeriosalpingografía: si vas a realizar una IA es fundamental para ver si alguna de las trompas no es permeable, si vas directa a FIV quizás te la ahorres pero desde mi experiencia, aunque puede ser una prueba molesta creo que da suficiente información como para no descartarla del todo.
  • Histeroscopia: la que recomiendo a todo el mundo, se puede hacer en consulta de forma sencilla y ver a traves de una cámara cualquier complicación en el útero, pero si habéis decidido realizarla os recomiendo que sea con sedación para que puedan realizar a la vez una biopsia de endometrio y un raspado que haga que el tejido se regenere y que en caso de encontrar alguna infección se pueda limpiar. Es una prueba que cada vez más clínicas están realizando desde el principio, antes de comenzar tratamientos, con ella se pueden detectar casos de endometriosis, endometritis, tabiques en el útero, etc….y sobre la marcha incluso tratar.
  • Análisis de trombofilias o también conocidos como análisis por abortos de repetición: se trata solo de un análisis de sangre que puede aportar mucha información, es importante saber nuestro nivel de vitamina d o las mutaciones genéticas que se pueden estudiar en sangre (a día de hoy aún quedan por estudiar algunas) me parece increíble que no manden esta prueba hasta no haber tenido tres tratamientos fallidos o tres pérdidas ¿por qué hay que soportar tanto dolor?

Ese es mi historial en pruebas, ahora toca el “Test ERA”, es un test de receptividad endometrial que se suele realizar tras fallos repetidos de implantación o cuando el endometrio no parece en las mejores condiciones, ciclo tras ciclo.

Se trata de una biopsia de endometrio que se realiza en consulta sin sedación, justo en el momento en el que el endometrio debería estar receptivo para la implantación del embrión. En ese momento el endometrio debe mostrar la llamada “ventana de implantación”se analizan 238 genes y pueden anunciar que esa ventana esté abierta o desplazada, en el caso de estar desplazada anuncia si ya ha pasado o aún no, por lo que se debería realizar de nuevo la prueba y comprobar que así es.

Este test se puede realizar en ciclo natural o en ciclo sustituido, se debe realizar del mismo modo en el que se planificará la transferencia de embriones. En mi caso lo haremos en ciclo natural, es el ciclo en el que mi cuerpo funciona mejor aunque esto impedirá la transferencia de embriones en fresco ya que será imposible poder cuadrarse con la donante, esto es solo una piedrecita más que no tiene mayor importancia tras los muros superados.

Y hasta aquí mi largo historial de pruebas, mi ginecólogo dice que ya no me quedan más y miedo me da pensarlo porque nunca se sabe. A veces no sé si es mejor haber llegado a esta recta final de pruebas o que quedaran muchas más porque estoy segura de que este mundillo está aún por estudiar más y más. A estas alturas ya no necesito un papel que me diga que mis óvulos son de mala calidad o un DGP que me diga que les pasa a mis embriones si no hay una solución ¿para qué quiero un papel que le ponga un nombre exacto? espero que dentro de unos años la ciencia siga avanzando y se puedan encontrar más soluciones, más respuestas a cada caso.

Y vosotros, ¿os han mareado mucho con las pruebas?¿han sido escasas?¿sois partidarios o no? ¿se me olvida alguna?

La soledad del proceso

No sé en que punto os encontráis, pero me encantaría saber como lo vivís vosotros, os cuento mi proceso con sus fallos y reflexiones.

Cuando inicié la búsqueda del bebé, supongo que como en la mayoría de los casos, todo era ilusión, complicidad, no solo al máximo con la pareja sino con el entorno con el que decides compartir esa ilusión (primer error). Decides aparcar proyectos complicados de tu vida que no te dejen profundizar en esta etapa que inicias y para la que quieres cuidarte y mimarte más que nunca.

Surgen las escapadas más románticas, los castillos en el aire y las búsquedas por internet de todo tipo de temas relacionados con embarazo, crianza, manualidades, alimentación ¿qué os voy a contar?

Decides rodearte de gente que comparte ese mismo proyecto a la vez que tú (segundo error) y lanzarte a este viaje muy bien acompañada con la inocencia de las risas y las claves de una búsqueda.

Cuando en esa búsqueda se meten los médicos y las pruebas todo empieza a ser un poco más gris, pero no pasa nada, lo conseguiremos, solo hay que informarse y dar los pasos necesarios, sin pausas, y queda poco con la ayuda médica (tercer error).

Así lo hicimos y tras años de tratamientos, todo el proceso cambia tanto. Te vas quedando sola porque los que iniciaron esta fase contigo llegaron a sus metas y ya no comparten los mismos intereses, te empiezas a alejar de grupos de amigos que ahora parecen no aportarte nada o lo que es peor parecen hacerte sentir incómoda con desafortunados comentarios. Has aprendido a seleccionar muy bien las amistades, tanto que si están alejadas o no compartes horarios no consiguen arrancarte del sofá en los días claves.

Sin darte cuenta o por decisión propia, decides decir NO a ciertos proyectos, a ciertas reuniones familiares, a ciertos grupos y todo eso sin sumar las recomendaciones médicas y propias, porque que levante la mano quien no ha cambiado mínimamente sus hábitos alimenticios, pones tu vida patas arriba con la esperanza de que la meta esté más cerca.

Cuando estás metida de lleno en los tratamientos, cuando no es un reposo, es una medicación incompatible con tomarte una copa entre amigos, o una inyección en frío con la que no puedes estar planificando escapadas porque nunca sabes exactamente cuando tendrás un control en tu clínica. Dejas de planificar a largo plazo esos viajes que te daban la vida porque tu futuro es incierto, no sabes por cuanto tiempo y hay que ahorrar “por lo que pueda pasar”.

Y la vida en pareja, como muchos sabemos esto te une más o te separa del todo, yo siempre digo que “esto”(esterilidad) nos pasó a nosotros porque no hay nada que pueda alejarnos, lo que hoy en día siento por él no hay blog o comentario capaz de contenerlo, es sin duda él, siempre fue él y me alegro tanto de que haya sido con él. Pero es inevitable que la relación pase de lo pasional a lo emocional, por lo menos en mi caso, tus relaciones se ven programadas, cortadas entre hormonas, pruebas y abstinencias programadas, infundidas de miedos por biopsias, infecciones o complicaciones en el tratamiento, y ahora toca reprogramar todo esto volviendo a la ignorancia de la intimidad vulnerada.

Las redes ayudan mucho, son realmente grupos de apoyo que aportan muchísimo, pero si abro la puerta de mi casa y me asomo, ¿quién hay ahí? ¿con quién quiero escaparme de mi realidad? y aquí entra la soledad, la mía, la de la pareja y no digo que los demás tengan la culpa he pensado mucho que puede que esté levantando prejuicios hacia “los amigos con hijos” pero tanto si yo no estoy acertando como si no lo están haciendo ellos el resultado es el mismo “la soledad del proceso”, el sentirte incomprendida, el sentir que no encajas de la puerta de casa hacia fuera.

Últimamente siento que hay muchos momentos de sofá y pelos a lo loco en los que me encantaría que alguien llamara al timbre, me obligara a salir corriendo y me ayudara a perderme entre cafés y risas….¿alguna candidata en la sala? 😉

arcoiris

Por último y para no terminar esta entrada en pesimismo os diré que soy consciente de que el primer paso para cambiar esto puedo darlo yo misma, en ello estoy 🙂

 

El duelo genético

Siendo un blog sobre ovodonación creo que hay que empezar por aquí y para ello os pido ayuda.

arco-iris-53515498

¿Qué es el duelo genético? ¿qué sabemos de él? ¿qué saben otros de él? ¿cómo lo has vivido tú?

Os diré que para mí “el duelo genético” era algo muy pero que muy ajeno, reconozco que he vivido ajena a todas las complicaciones de este camino pensando siempre en mi interior que nada se complicaría, ese mismo sentimiento lo tengo con la ovodonación “voy a llegar y a triunfar” no sé que le pasa a este espíritu mío que no se cansa de equivocarse y se recarga de inocencia una y otra vez, eso ahora va acompañado de muchos miedos pero Iris es experta en despejar tormentas, ya sabéis.

Cuando la sombra del duelo genético empezó a rondarme, creí que sería sencillo, no me siento muy apegada a mis genes, si me pongo a mirarme os aseguro que en sacarme defectos no hay nadie como yo, aunque también he aprendido a quererme. He pensado varias veces “¿mis genes?¿con el equipamiento que traen?” pero cuando la ovodonación ya es una realidad no es tan simple, es complicado.

Quiero escribir esta entrada con vosotros, con vuestras reflexiones. Sé que muchas habláis de hadas, otras de leyendas como aquel hilo rojo que nos une a nuestra donante, pero ¿y el duelo genético?¿es pasajero? ¿es intermitente? ¿qué dudas nos plantea?

Ilusa de mi, la primera vez que pisé una clínica de fertilidad, tanto mi compañero como yo pensamos que por donación de alguno de los dos gametos no pasábamos JA JA y JA, a los pocos meses decidimos que sí, la ignorancia de desconocer este mundo te lleva a conclusiones precipitadas, a frases muy mal hechas y lo que es peor hasta el “que van a pensar en nuestro entorno” y sí, digo esto porque ahora creo que hablar de reproducción asistida no es complicado, pero de ¿ovodonación?

Al final esta capa tan dura que se ha empeñado el destino, la suerte, el futuro y semejante pandilla de aves agoreras en fabricarnos te hace que todo te resbale, el entorno y los del entorno pero no es sencillo. No sé si son ellos o somos nosotros, pero las miradas, palabras , gestos cobran un poder tremendo si este duelo genético se mezcla con ellos, menudo cóctel.

A la cabeza me vienen mil dudas y sentimientos, temas como el desvelar los orígenes o no (JA para yaaaaaaa, que nadie te ha garantizado el positivo maja) el ver las miradas y comparaciones hacía el fruto de esta conjunción (ya estamos otra vez, lo que me gusta el cuento de la lechera a mí). ¿Deben los abuelos saberlo? (pobres, si ellos solo quieren ser abuelos y yo ya quiero fiscalizar su reacción)

Como veis esta entrada da para un libro, por primera vez tengo guardado el teléfono de un grupo de psicólogos especializados en ovodonación, no he pedido cita, pero los he contactado porque creo que por encima del poco cariño que les tengo a mis genes el famoso “duelo genético” es algo más que compartir un iris.

Si me echaís un cable con vuestras experiencias, creo que me ahorro la consulta y me quedo con el grupito de apoyo en la red ;)……..continuará la reflexión y las etapas del duelo genético…….

Iris

Siempre me gustaron los Iris, tengo varios en mi jardín, es tan bonita esa unión perfecta de esas tres partes simétricas perfectamente equilibradas, unidas con una misma intención, florecer. Los prefiero azules dicen que son los portadores de “buenas noticias”.

Éste es un blog sobre “ovodonación” con el que quiero compartir mi camino, con sus miedos, preguntas, decisiones, etc. Compartirlo tanto con quien conozca este mundo como con el que quiera conocerlo, en todas sus variantes y opciones que hoy en día están a nuestro alcance, pero principalmente con mi camino.

En todo este proceso hasta llegar aquí he leído distintas experiencias, otros blog y he sentido la necesidad de escribir porque a veces los caminos que se nos abren nos asfixian y este es un modo de respirar un poco más.

Hoy la imagen de Iris se mezcla en mi cabeza en todos sus significados y leyendas. La siento cercana mientras que yo me encuentro dispersa aún.

Iris, según la mitología griega era hija de Taumante y Electra, era la mensajera del Olimpo por lo que algunos aseguraban que podía ser hija de Hera encargada de esta tarea anteriormente. ¿Os imagináis una donación de óvulos en el mismísimo Olimpo de los dioses? ya sabemos que la mitología tiene leyendas con todo tipo de curiosidades, se me escapa una sonrisa cuando mi pensamiento intenta fabricarme una propia y hacer algo mágico de la historia que me ha tocado vivir.

Siguiendo con Iris y su leyenda, no me digáis que conseguir poner de acuerdo a dioses y humanos y simbolizar un pacto de paz entre ambos mundos con algo tan inspirador como un arco iris que deshace nubes negras, no es ya algo que nos toca de cerca a aquellos que vivimos perseguidos por una tormenta muy negra.

Dicen que la flor de iris está formada por tres fuerzas, la fe (esa soy yo que tengo toda la ilusión y fe puesta en este camino) la sabiduría (ese es mi compañero, el que me tiene sujeta a la tierra y siempre tiene un plan) y el valor (esa es aquella que es capaz de regalarnos vida sin conocernos).

iris-tulipanes-crisantemos-claveles-girasoles-significado_flores-rosas_rojas_milima20160210_0382_8

Si pasas por aquí y tienes tu propia historia de ovodonación, me encantaría conocerla, si sencillamente quieres conocerme un poco más, me alegrará saber que estás ahí.

Iris.